Empatía versus Compasión: un paso más allá. Hacia la verdadera felicidad desde la infancia.

April 27, 2018

Según la investigación de la neurobióloga Tania Singer, la empatía puede llevar a un compartamiento antisocial. Es el síntoma del “quemado” que experimentan muchas veces los trabajadores de la salud que deben enfrentarse y atender a víctimas con severos traumas lo que los desestabiliza fuertemente, se sienten sobrepasados y literalmente quemados. Alto ahí. La empatía es la puerta de entrada, el camino de inicio hacia la compasión. Pero si te quedás en la empatía, según los testeos cerebrales realizados por SingerBrain se ve que en la persona que sufre y en la persona que siente empatía se activan las mismas áreas cerebrales. Por tanto el sufrimiento empático es una experiencia de verdadero sufrimiento.

 

Por ello, para evitarlo, necesitamos transformar la empatía en compasión, indica Singer. La compasión, a diferencia de la empatía, no sufre la emoción del otro, sino que se conecta desde la calidez y el deseo de cuidarlo. Para comprender mejor la compasión, Singer estudió a los monjes budistas famosos por su meditación “pro-social” y compasión. Cuando miraron videos de otras personas sufriendo, el escaneo de su cerebro mostró como se iluminaba con actividad áreas que son importantes para el cuidado, el fortalecimiento y las relaciones sociales positivas.  En quienes no meditan las áreas del cerebro activadas al ver estos videos eran las del sufrimiento y la tristeza.

 

Uno de los monjes estudiados,  Mattieu Ricard, describe su estado mental al meditar y pensar en quienes sufren en los videos como “una activación del cálido, amoroso sentimiento de cuidado que una madres activa para con su niño cuando llora”.

 

 

He aquí, dicho con el amor más sublime que he presenciado en largo tiempo, como las madres podemos cuidar el dolor de nuestro niño con la fuerza de la compasión… más allá de la empatía.

 

Por tanto, me veo en la obligación ética de poner en duda todo lo que dije en el artículo anterior acerca de la simpatía versus la empatía narrado por Brene Browne.

 

Entonces ¿qué?, ¿la empatía no sirve?

 

¡No tan rápido!

 

Sí que sirve, pero es importante saber que hay más.

Y la práctica budista de la compasión tal como es expresada por Thich Nhat Hanh podría ser la forma de lograrlo.

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

El Círculo Oceánico

March 9, 2018

1/1
Please reload

Entradas recientes

September 18, 2019